domingo, 7 de julio de 2013

Muffins gigantes de cereza y cómo los antojos se convierten en costumbre


Verano. Tiempo de cerezas.


No puedo decir que me gusten las cerezas desde siempre porque estaría mintiendo. Hace sólo cuatro años que las como con esta pasión equiparable a la que siento por las fresas.

Recuerdo que corría el invierno de 2009 cuando, viendo una foto en un recetario (del que ahora soy incapaz de decir el título), decidí que quería unas cerezas. Y por supuesto, no era temporada de cerezas. 

Si quieres cerezas, en almíbar, bonita...

Me olvidé por unos días de las dichosas cerezas hasta que pasé por una frutería gourmet y las vi: Las cerezas más brillantes, grandes y bonitas que había visto nunca. Tenía que comprarlas y las compré, claro, aunque a un precio tan desorbitado que toda la familia me dejó por inútil cuando llegué con mi botín, feliz como una perdiz.

Pero claro, tenía escusa. Estaba embarazada y a una embarazada no se le discuten los antojos.


Desde entonces las cerezas acompañan a las fresas y a los melocotones como mis frutas preferidas y las que más incorporo en mis recetas, porque el placer de comerlas no se detuvo en el embarazo, éste fue uno de los antojos que vino para quedarse.

Además, recientemente he descubierto el placer de confitar las cerezas en casa, así que, voy a hacer acopio de cerezas confitadas para todos los dulces de invierno.

Para confitar las cerezas tan sólo las hiervo dos minutos, las dejo enfriar y deshueso. Después, las llevo a cocción suave 10 minutos junto con 100 ml. de agua y 180 gr. de azúcar (cantidades para 150 gr. de cerezas)

Una vez cocidas las conservo en bote de cristal y las adorno con telas estampadas como hago con los tarros de mermelada casera. Me encantan. 


Ingredientes: (para 6 muffins jumbo)

150 gr. mantequilla
170 gr. azúcar
100 gr. harina repostería
100 gr. harina trigo
1 cucharadita y 1/4 levadura en polvo
2 huevos L
80 ml. nata líquida 35,1% materia grasa
1 cucharada de jugo de limón
150 gr. cerezas confitadas 


Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Preparamos el molde para muffins jumbo con las cápsulas especiales.

Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos.

Cortamos la mantequilla fría en pequeños bloques y la "cremamos" con la ayuda de la batidora eléctrica (esta vez no dejaremos que la mantequilla llegue al punto de pomada como hacemos siempre con nuestros cupcakes, usaremos mantequilla fría y la iremos convirtiendo en crema gracias a la potencia de la batidora eléctrica)

Agregamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que mantequilla y azúcar sean una crema suave y bien ligada.


Incorporamos los huevos uno a uno y previamente batidos y seguimos mezclando con la batidora hasta que se integren.

Retiramos el bol de la batidora y vamos añadiendo la mitad de la harina muy poco a poco, mezclando con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes.

Incorporamos la nata líquida y añadimos el resto de la harina, la vainilla y el jugo de limón. Mezclamos muy suavemente con la espátula.


Añadimos las cerezas confitadas y dos cucharadas del almíbar de las cerezas y acabamos de ligar. Guardamos alguna mitad de cereza para poner encima de la masa una vez llenas nuestras cápsulas.

Rellenamos las cápsulas de nuestros muffins jumbo hasta los 3/4 aprox. de cada cápsula (si tenéis la cuchara para rellenar cupcakes son 3 medidas, aproximadamente 110-120 gr. de masa en cada cápsula)

Horneamos 25 minutos a 180º. Retiramos del horno, mantenemos en el molde 2-3 minutos y pasamos a la rejilla de enfriamiento.


Con estos muffins he redescubierto el placer de gozar del bizcocho sin la "interferencia" de la crema que decora un cupcake. Creo que lo haré más a menudo.

He decorado con líneas de chocolate blanco en gotas fundido aplicado con una boquilla 2.

¡Feliz semana!

9 comentarios:

  1. Qué delicia!!!!! Adoro las cerezas! Estos muffins tiene que estar realmente exquisitos!
    Los probaré sí o sí! Gracias por compartir tu receta
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Madre mia, que pinta!!!! Yo hice el otro dia magdalenas y un bizcocho de ciruela. No está mal, pero algo ha pasado, porque se me ha quedado un poco chicle. Creo que es de dejarlo a la intemperie. :-( BSS

    ResponderEliminar
  3. A nosotros también nos chiflan las cerezas y me parece genial tu idea de confitarlas. Unos muffins riquísimos.
    Un beso y Feliz Verano.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo si que las he adorado siempre! Vaya pinta que tienen esos muffins por dentro, ¡sublime!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Todo es hermosoooo!!! la receta, las fotos... ya quiero hacerlos :-)

    Saludos desde México!!

    Cupcakes AMOR-diditas

    ResponderEliminar
  6. literalmetne me mori del antojo al ver estos muffins sonn riquisimooooosss sin duda tendre que hacer la receta,, un enorme saludo desde cancun q,roo =)

    ResponderEliminar
  7. Lucen deliciosos y me encantaria hornearlos, mi unica duda es con que podría sustituir la nata liquida?,soy de México y no la encuentro aquí, ojalá puedan contestar mi duda, ya que muero por probarlos!!!! Saluditos desde acá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una nata líquida en México creo que se llama crema de batir y la marca es Lyncott.

      Un beso

      Eliminar
    2. Yo soy de México y siempre utilizo la crema para batir Lyncott, es una maravilla!!

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Me hace mucha ilusión leer vuestras opiniones. Si queréis poneros en contacto conmigo también podéis escribirme a cupcakesadiario@hotmail.com

Mil besos