lunes, 27 de marzo de 2017

Strawberry pie, una tarta de fresas sencillla y rápida

Hoy os traigo una receta muy sencilla y con fruta de temporada. Una receta que incluso podéis hacer con masa quebrada de las que se venden ya preparadas (aunque en este caso os recomiendo que compréis una de buena calidad porque la mayoría de ellas suelen encoger un poco al hornear y no aseguran un resultado tan estético)


Hacer la masa es bastante sencillo así que yo casi siempre opto por hacerla yo misma. El resultado en cuanto a sabor y presencia es mucho mejor.

Ingredientes para la masa quebrada:

500 gr. harina de trigo
200 gr mantequilla
2 huevos L
120 gr azúcar extra fino
1 pellizco de sal

Preparación: (tutorial de masa quebrada en este post)

Mezclamos la mantequilla con la harina tamizada hasta que vayamos obteniendo una mezcla "desmigada". Entonces, añadimos el azúcar, el huevo y la sal. Vamos amasando. 

Una vez tengamos nuestra masa incorporada y homogénea, la envolvemos en papel de film y la dejamos en el frigorífico 1 hora como mínimo para que coja cuerpo.

Preparamos un aro o cortador para poder conseguir un círculo de masa quebrada de unos 25-30 cm aproximadamente (podemos hacerlo incluso con un plato y retirando lo que sobra con un cúter)

Untamos levemente la superficie sobre la que estiraremos con un poquitín de harina para que no se adhiera y estiramos la masa con un grueso aproximado de 4 mm.

Ponemos un papel de hornear encima de la masa y le damos la vuelta con cuidado. A continuación cortamos nuestro círculo de 30 cm aprox.

Ponemos encima un papel de horno y pasamos el rodillo levemente antes de volver a poner en el frigorífico para que enfríe de nuevo.

Repetimos la operación para tener dos círculos, el que soportará el peso del relleno y el que lo cubrirá.


Ingredientes para el relleno:

750 gr fresas
5 cucharadas de azúcar moreno de caña (usé uno con melaza que compré en una tienda Natura)
2 cucharadas de maicena
Zumo de un limón recién exprimido
1 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de cardamomo en polvo
40 gr mantequilla 
1 cucharada de cointreau

Preparación:

Cortamos las fresas en círculos de medio centímetro de grosor y mezclamos con el azúcar moreno y el zumo de limón.

Añadimos las especias y la maicena. Mezclamos bien.

Fundimos la mantequilla y la agregamos junto con el licor. Volvemos a mezclar bien.

Ponemos uno de los círculos de masa quebrada en el molde y horneamos 5 minutos a 180º

Retiramos del horno y vertemos el relleno de fresas en el molde.

Cubrimos con el otro círculo haciendo el dibujo que queramos (en este caso yo he hecho una rejilla pero podéis hacer cualquier dibujo con la ayuda de un cortador como hice en la tarta de manzanas y calabaza)

Pincelamos la masa con huevo batido y horneamos 30 minutos más aproximadamente, hasta que quede la superficie dorada.

Retiramos del horno.


Os recomiendo que este tipo de tartas las toméis cuando aún están templadas, como las tartas Tatin. Son una solución que no resulta demasiado dulce y pesada y que podéis especiar a vuestro gusto (yo en este caso he usado cardamomo y canela pero podéis combinar el tipo de frutas con las especias que queráis, en este caso, la imaginación al poder)

2 comentarios:

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Me hace mucha ilusión leer vuestras opiniones. Si queréis poneros en contacto conmigo también podéis escribirme a cupcakesadiario@hotmail.com

Mil besos