jueves, 16 de marzo de 2017

Chocolate Monkey bread... ¡Nunca hay suficiente chocolate!

Le tenía ganas al Monkey Bread. Aún reconociendo que es una receta calórica y dulce que sólo puede tomarse con moderación, me parece un postre ideal para presentarlo en una mesa con invitados y que ellos mismos vayan "arrancando" las bolitas de brioche templado de la tarta. Es el colofón original a una comida-cena-merienda y se puede convertir en un juego divertido y compartido por todos los comensales.


En mi casa fue el protagonista de una cena de amigas, la típica cena (Alias terapia de grupo) con poca seriedad, mucha música y risas inacabables. Y aunque mi monkey bread estaba cubierto de forma prudente con la crema de chocolate (Vale, fui tacaña por eso de las calorías) tuve que levantarme a toda prisa a preparar más crema para cubrir al grito contundente de "¡Más chocolate, Ivana, por favor!"

Mis amigas lo tienen claro... ¡Nunca hay suficiente chocolate!

Monkey bread

Ingredientes para la masa tipo brioche:

15 gr levadura fresca
60 ml agua
260 ml leche entera
2 huevos L
600 gr harina
50 gr azúcar
70 gr mantequilla sin sal

Ingredientes para el relleno de las bolitas de brioche:

80 gr nueces
3 cucharadas de cacao en polvo puro desgrasado Valor
30 gr azúcar moreno de caña
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada


Ingredientes para el rebozado de las bolitas de brioche:

120 gr de mantequilla derretida
200 gr azúcar moreno de caña

Ingredientes para la cobertura:

150 gr chocolate 70%Valor
100 ml nata líquida (35,1 % materia grasa)

Preparación:

Disolvemos la levadura en el agua templada. 

Llevamos la mezcla a la batidora-mezcladora junto con los huevos, el azúcar, la leche y la harina.

Amasamos a velocidad baja durante 3 minutos.

Cortamos la mantequilla en dados y vamos añadiendo mientras seguimos amasando con el gancho a velocidad media durante tres minutos más hasta que la mantequilla se integre.

Dejamos relajar la masa durante cinco minutos y volvemos a amasar 3 minutos más.

Repetimos proceso y volvemos a amasar hasta que la mezcla se despegue completamente de las paredes de la batidora.

Practicamos un ligero amasado manual y hacemos una bola que pasamos a cubrir con film en en bol ligeramente untado con aceite.

Dejamos reposar en la nevera 8 horas hasta que la masa duplique su volumen.

Estiramos suavemente con un rodillo sobre la encimera previamente enharinada, dejamos reposar media horas más y cortamos cuadrados pequeños de masa (de aproximadamente 5 cm)

Preparamos el relleno mezclando el cacao en polvo con los 30 gr de azúcar moreno, la canela, la nuez moscada y las nueces previamente picadas (yo las he convertido casi en polvo usando el robot eléctrico)


Hacemos bolitas con cada una de las porciones.

Derretimos los 120 gr de mantequilla y rebozamos las bolitas, cubriéndolas después con una capa ligera de azúcar moreno.

Vamos depositando en un molde tipo bundt previamente engrasado.Llevamos al horno durante 30 minutos a 175º

Retiramos del horno, dejamos enfriar en el molde durante 10 minutos y le damos la vuelta sobre la rejilla de enfriamiento.

Preparamos una crema de chocolate calentando la nata hasta casi el punto de ebullición y fundiendo el chocolate en ella.

Mezclamos suavemente con las varillas manuales y dejamos enfriar durante 5 minutos.

Vertemos la crema sobre nuestro monkey bread.

Pd. Con esta receta he participado en el Chocolate Challenge de postres Valor. El nivel de las recetas es espectacular, no dejéis de visitar el link

3 comentarios:

  1. Super interessante! No conocía eso del Monkey bread! Muy yumy!!!

    ResponderEliminar
  2. Me estás tentando pero muchooooo!!! Jajaja
    Kisses mi reina!

    ResponderEliminar
  3. Quality Blog, blog helps me to understand how to make cake know more about Online Cakes in indore at normal rates
    Cakes in indore

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Me hace mucha ilusión leer vuestras opiniones. Si queréis poneros en contacto conmigo también podéis escribirme a cupcakesadiario@hotmail.com

Mil besos